REVOLUCIÓN LED

csm_Taskin_Logistics_neue_Halle_57a983ae67

Trilux empresa puntera en la tecnología LED.

Actualmente, con la introducción de la iluminación LED la industria de iluminación vive un cambio tecnológico revolucionario y profundo, comparable con la invención de la bombilla incandescente o también con la transición hacia la lámpara fluorescente. La adaptación de estándares y normas casi no resiste a un cambio tan amplio como rápido. En épocas así, normalmente no hay un “régimen lingüístico” homogéneo resultando en que hasta ahora en lo referente al tema de los LEDs haya diferentes comunicaciones respecto a los criterios de calidad y los datos. En
tales casos, casi no se pueden verificar los productos o compararlos. Esto crea inseguridad en el mercado. Por ello, el objetivo del LED Guide consiste en proporcionar un entendimiento uniforme del tema de los LEDs, aparte de ofrecer información básica sobre los LEDs.

La bombilla incandescente – una fuente de radiación térmica

La bombilla incandescente es una fuente clásica de radiación térmica. El filamento incandescente en espiral – un alambre de tungsteno de 1 m de largo y 0,02 mm de grosor – se calienta a través del flujo eléctrico. La radiación emitida depende de la temperatura del filamento incandescente. Si el alambre está caliente, emite ondas infrarrojas. Al aumentar la temperatura, la longitud de onda de la radiación emitida disminuye constantemente hasta alcanzar – cuando el alambre está incandescente – el rango de entre 380 nm (violeta) y 780 nm (rojo). El componente de la radiación que se emite como luz es relativamente pequeño. Solamente el 7 % de la energía eléctrica se emite como luz; la mayor parte de la energía consumida se pierde como calor a través de la radiación infrarroja.

Los LEDs – emisores luminiscentes

Es totalmente diferente en el caso de los LEDs. La luz emitida por un diodo luminiscente no es el producto adicional de un proceso térmico como en el caso de la bombilla incandescente – más bien se crea en una reacción eléctrica dentro del diodo, durante la recombinación de cargas positivas y negativas en la barrera del semiconductor. La energía liberada se emite como radiación electromagnética en el campo visible – como luz –. El rendimiento luminoso del LED superará en varias veces el de una bombilla incandescente. Con los nuevos módulos, un diodo luminiscente convierte aprox. el 50 % de la energía eléctrica consumida en luz.

También las lámparas fluorescentes son emisores luminiscentes

Como en un LED, la luz de una lámpara fluorescente no se genera a través de un proceso térmico, sino mediante un proceso eléctrico o químico. Según el funcionamiento, las lámparas fluorescentes son lámparas de descarga de vapor de mercurio de baja presión. Para ello se llena un tubo de cristal evacuado, cubierto por una sustancia fluorescente en el interior, con una cantidad pequeña de mercurio. Si se aplica una tensión lo suficientemente alta, el vapor
de mercurio es alcanzado por electrones libres y empieza a emitir una luz ultravioleta con una longitud de onda de entre 185 y 254 nm. Esta luz de alta energía es absorbida brevemente por la sustancia fluorescente en la superficie interior del tubo de cristal. Al volver la sustancia fluorescente a su estado fundamental, emite la energía absorbida en forma de luz del espectro visual.
Las lámparas fluorescentes poseen una eficacia energética de aprox. 100 lm/W y están caracterizadas por una vida útil de unas 20.000 horas.

Comparación de los medios de iluminación.

LED

Los LEDs son uno de los medios de iluminación más eficientes.
Lleva dentro un alto potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *